Con estos lectores se facilita la tarea de dar de alta las huellas de los empleados. En el propio ordenador donde se encuetra instalado el software se instala el lector USB y se hace la recogida de huellas. Una vez recogida, se envían las huellas a los equipos a través de Ethernet.